Ainara-Maider del Olmo y Abedul

Mi experiencia con Atlantis, por Ainara-Maider del Olmo y Abedul.

El pasado martes, caminando hacia el trabajo me paré frente a una librería y allí estaba. Mi tercera novela. Sonreí estúpidamente y saludé a la dueña de la librería que estaba dentro colocando unos libros que acababa de recibir. Obviamente, no sabía quién era yo. Me devolvió el saludo, algo confundida. Mi tercera novela…

Todo fue pura casualidad. Una vez redactado mi primer texto, una amiga me convenció para enviarlo a una editorial. Total, el NO, ya lo tenía. Así que busqué en internet una editorial y la primera que apareció fue Atlantis. Lo envié y al cabo de un par de meses recibí una carta comunicándome que les había gustado. No sabía si pensar que era una broma, o una mala pasada. Era cierto. Atlantis quería hacerse cargo de la publicación de mi primera novela.

Me involucraron en la creación de las tapas y la publicidad. Se volcaron en mi obra y en mi persona. Tuvieron en cuenta mis opiniones y las pusieron en práctica. Fueron cercanos y me sentí totalmente arropada por ellos en aquellos meses de alegría y felicidad, en los que iba como pollo sin cabeza de un lado para otro.

Me dieron una oportunidad única y por la que les estoy muy agradecida. Confiaron en mi obra y confiaron en mí, y eso, en los tiempos que corren, no tiene precio. Se atrevieron a publicar un texto de una joven, (por aquel tiempo era joven, ¡qué tiempos aquellos!), se atrevieron a invertir en mí, me tendieron su mano para ayudarme a crecer como persona y como escritora. Me animaron a seguir escribiendo, aunque ellos no fuesen los que me publicasen. Se convirtieron en mi familia literaria.

Estas líneas no llegan siquiera a valorar mínimamente el esfuerzo diario que realiza Atlantis para hacer que sueños como el mío, el de ver mi texto publicado en papel y en las librerías, se haga realidad. Mis palabras no llegan a contabilizar las horas de trabajo que hay tras cada libro que editan. Mi experiencia con Atlantis ha sido fabulosa, entrañable, cariñosa y afectiva. No me he sentido como uno más. Me he sentido su autora. Como si yo fuese su mejor obra, su mejor autora.

Foto-Ainara-del-OlmoBYN-131x150

Comments are closed.